Osmosis inversa,generadores de ozono,pellets,biomasa,energia solar,descalcificadores,bioetanol,briquetas,

¿Que sistema de limpieza usa para su piscina?.

El tratamiento tradicional para el cuidado de las piscinas ha sido en los últimos tiempos el cloro.

Muchas personas suelen ir por ahí con los ojos irritados y a veces no saben ni porque.Pero ¿Que les ha sucedido? Que son intolerantes al cloro.

Ojos irritados, que pican, escuecen y arden, con el consecuente malestar provocado por el cloro y el no poder volver a la piscina hasta que este problema se solucione.

Existen muchos  tratamientos alternativos a la cloración para nuestra piscina. Todos ellos son muy válidos y presentan una serie de ventajas que aportan un gran salto de calidad a la hora del disfrute del baño y también del mantenimiento de la misma pudiendo ahorrarnos mucho tiempo, dinero y complicaciones o dificultades a la hora de tener nuestra piscina a punto y libre de los típicos problemas de aparición de algas, cloraminas, olores, irritaciones etc.

piscina 300x206 ¿Que sistema de limpieza usa para su piscina?.

¿Qué debemos valorar entonces a la hora de elegir el tratamiento más adecuado para nuestra piscina? Vamos a analizar paso a paso todas las posibilidades para saber cuál de ellas es la que realmente estamos buscando en nuestra piscina.

Tratamiento con cloro mediante dosificación manual:

Usando este tipo de tratamiento, el control de los parámetros de calidad de la piscina es difícil de controlar por lo que se debe de  usar otra serie de productos químicos como anti algas, floculantes, correctores de pH sin poder asegurar para nada que nuestra piscina está correctamente tratada. Si la piscina es exterior, donde la luz del sol es constante, hay mucha vegetación y con un ir y venir de bañistas , el control de la piscina puede llegar a ser prácticamente imposible multiplicándose las complicaciones, el gasto en productos químicos y posiblemente no se solucionen los problemas.

Veamos pues otro tipo de opciones.

Dosificación automática de cloro y PH:

En este caso disponemos de unas bombas que dosifican una cantidad constante en el tiempo de cloro y ácido, ajustándose manualmente las cantidades para intentar ajustar los niveles de cloro y pH de la piscina a unos valores apropiados. La ventaja respecto al anterior tratamiento es que en este caso la dosificación es continuada en el tiempo con lo cual facilita un poco más el control de la piscina. Pero el número de bañistas, temperatura, carga orgánica que pueda haber, puede dificultarnos la labor, ya que, debido a esto, la demanda de cloro no es constante en el tiempo, lo cual nos dificulta el control de los parámetros de desinfección de la piscina. El problema es que aquí ya hemos hecho un pequeño desembolso inicial aunque nos asegura un pequeño control de la piscina.

Dosificación mediante control automático de cloro y PH:

Para un tratamiento con cloro es la mejor solución posible, aunque evidentemente también la más cara.

ojos irritados por cloro ¿Que sistema de limpieza usa para su piscina?.

Este tratamiento ya es más moderno y automatizado Mediante una sonda de cloro libre y un electrodo de pH se determinan los niveles de concentración en la piscina. Estas medidas se analizan por un controlador donde el operario ya ha  establecido unos valores óptimos. El controlador actúa sobre unas bombas dosificadoras proporcionando la cantidad exacta para conseguir los valores adecuados en un tiempo corto. Así se consigue que el tratamiento con cloro sea lo más eficaz y controlado posible. Es indicado para piscinas públicas o de gran volumen, incluso se podría decir que es el tratamiento más lógico y casi obligado si estamos hablando de dosificación de cloro. Se puede tratar también así una piscina privada, pero ya cada uno acarreara con los costes que supone esta tipo de tratamiento, si el bolsillo se lo permite. Nos permite ahorrarnos todos los quebraderos de cabeza en el control de la piscina sin evitar las desventajas de una cloración tradicional. En resumidas cuentas, nos da tranquilidad de que las cosas se están haciendo bien.

Ionización cobre plata:

Se trata en este caso de  la producción mediante un equipo adecuado de iones cobre y plata que realizan por un lado, una función anti algas y desinfectante, y por otro lado, una función floculante. Así se consigue aumentar el rendimiento de los filtros evitando el uso de floculantes y logrando una transparencia del agua muy buena, y además de esto, al evitar el uso de antialgas, se disminuye el gasto de cloro y ácido. Es un tratamiento muy adecuado para piscinas exteriores privadas que pueden tener mayor problema de algas. Además el coste de este tipo de tratamiento no es excesivo. Es por tanto un tratamiento a considerar para una pequeña piscina exterior en la que queramos dar un gran salto de calidad en el agua de la piscina sin realizar una inversión económica tan importante como la que requieren otros tratamientos. Hay que apuntar que es necesario compaginar este tratamiento con alguno de los anteriores  porque no elimina el cloro.

Cloración salina:

Mediante sal común disuelta en la piscina y electricidad el equipo genera in situ una corriente de cloro exenta de agentes estabilizantes y productos químicos. La gran ventaja fundamental de este sistema es la supresión de gasto de hipoclorito, hay una inversión inicial y nos olvidamos posteriormente de comprar cloro para nuestra piscina. Sin embargo sigue siendo necesario un control de pH, necesario en todo tratamiento basado en el cloro. La producción de cloro del equipo puede ser regulada manualmente como si una bomba dosificadora se tratase, o bien puede acompañarse de una sonda y controlador para obtener la producción adecuada. Este sistema es adecuado cuando queramos olvidarnos de una vez por todas de la dosificación de cloro, de la manipulación de este producto tóxico o de aquellos casos en los que el gasto de cloro nos parezca excesivo, ya sea porque la utilizamos durante gran parte del año, o bien por factores externos. En cambio, no es el tratamiento adecuado para aquellos usuarios que buscan eliminar las molestias del cloro en la piscina, olores o irritaciones ya que aunque la cloración salina suponga una mejora en el tratamiento tradicional con cloro, el elemento desinfectante sigue siendo el mismo.

Cloración salina + ionización cobre plata:

Ideal para usuarios de piscinas privadas exteriores que requieran una calidad de agua excepcional con un mantenimiento muy reducido.

Ozono:

Consigue la mejor desinfección posible. Ya de por sí es un floculante natural además de un potente anti algas, lo que ya nos supone un ahorro de mantenimiento en productos químicos. Posee un poder de esterilización unas tres mil veces superior al cloro destruyendo un número mucho más elevado de microorganismos que el cloro no puede eliminar. Además, otro de sus beneficios es que no deja residual químico ya que dura disuelto en el agua entre 20 y 30 minutos. Elimina los problemas típicos del cloro como pueden ser irritaciones, escozores o malos olores sin dejar ningún tipo de subproductos ya que finalmente se descompone en oxígeno colaborando a oxigenar las instalaciones.

MECANISMOS DE ACCION CON UN MODERNO TRATAMIENTO ELABORADO CON OZONO.

  • Acción bactericida: oxidación de componentes fundamentales para la supervivencia de los microorganismos.
  • Capacidad de Oxidación: definida por el POTENCIAL REDOX. A mayor redox, más desinfección.
  • De los oxidantes usados en desinfección el OZONO tiene el potencial redox más alto (2,07 V frente a 1,36 V Cl-)

EFICACIA BIOCIDA

  • Eficaz frente a protozoos, virus, bacterias, hongos y sus esporas
  • Efecto patente a bajas concentraciones (0,01 ppm) y periodos de exposición muy cortos.
  • Efecto bactericida y bacteriostático.

ACCION FRENTE A HONGOS

  • Cierto tipo de hongos provocan enfermedades en el ser humano. Otros alteran los alimentos (mohos)
  • Las especies de hongos aisladas en piscinas y catalogadas como más peligrosos pertenecen al grupo de los hongos microscópicos que producen micosis cutánea.
  • El ozono mediante su acción oxidante elimina tanto hongos como sus esporas.

ACCION FRENTE A ESPORAS

  • Algunos hongos y bacterias segregan una envoltura resistente en condiciones adversas, permaneciendo en estado de latencia hasta que las condiciones del medio vuelven a ser favorables = ESPORAS
  • Tratamientos eficaces contra otros microorganismos no lo son frente a estas formas de resistencia.
  • El ozono, a concentraciones ligeramente superiores a las usadas para el resto de las bacterias, elimina las esporas.

Debido a que el ozono tiene un efecto breve en el agua, de unos 20 minutos, es necesario añadir un pequeño residual de cloro. Pero no nos confundamos, este tratamiento no es un complemento a la cloración, es una alternativa. No hay que olvidar que los problemas del cloro en la piscina surgen de la formación de compuestos organoclorados que el ozono destruye inmediatamente. Por tanto, en un tratamiento con ozono evitamos el cloro combinado en la piscina responsable del mal olor, irritaciones y que apenas tiene propiedades desinfectantes.

Con un solo click….

Se puede aplicar tanto en  piscinas públicas  de gran tamaño o en  pequeñas piscinas particulares. No cabe duda que supone una inversión algo mayor que el resto de tratamientos, pero el salto de calidad es enorme siendo su uso todo ventajas. Dentro de este tratamiento, puede controlarse el nivel de ozono en la piscina mediante sistemas de control similares a los usados para el tratamiento con cloro actuando sobre la producción del equipo para obtener los niveles de concentración adecuados desde un punto de vista de seguridad y de calidad del agua.

Todo con un solo Click…….

 

Comentarios

Deje una respuesta


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>